viernes, 12 de noviembre de 2010

LO QUE HE LEIDO ULTIMAMENTE


La contadora de películas-(Hernan Rivera Letelier)
La historia narrada es muy sencilla, y en esa sencillez radica gran parte de su belleza. María Margarita es la más pequeña de cinco hermanos, los cuatro mayores varones, de una familia pobre, con el padre impedido en silla de ruedas y cuya madre huyó del hogar para cumplir su sueño de ser bailarina. La única diversión de la familia en unas circunstancias tan adversas consiste en ir al cine, pero el dinero sólo llega para la entrada de uno, así que ese uno tiene que ser un gran contador de películas para luego transmitirla con pelos y señales al resto de la familia, que se reúne con la ropa del domingo en el salón, como si asistieran verdaderamente al cine, para no perder detalle de los sucedido en la gran pantalla.
La fama como contadora de películas de María Margarita empieza a crecer en el pueblo. Su casa se llena de gente que quiere escuchar de su voz las aventuras de John Wayne o las rancheras de las películas mexicanas, y así, cobrando la voluntad en esas sesiones cada vez más concurrida, contribuye a la escasa economía familiar con su nuevo trabajo de contadora de películas. Una historia tierna y perfectamente contada, con las palabras justas, que nos hace revivir la magia de los cines de antes, el calor humano que se crea alrededor de cualquiera que sepa contar una buena historia y que capte nuestra atención, y también, cómo no, nos habla del poder infinito y la magia universal del cine y sus historias.

Rapsodia Gourmet-(Muriel Barbery)
Nos encontramos en pleno corazón de París, donde Pierre Arthens, el crítico de gastronomía más célebre del mundo, está a las puertas de la muerte. A lo largo de su vida ha sabido ganarse la admiración de algunos y el desprecio de muchos. Pero ahora, cuando está a punto de morir, sus pensamientos lo llevan a un lugar más simple: busca recordar el sabor que un día le trajo la felicidad.
Comienza así una travesía en la que se pasea por los embrollos de su memoria gustativa, se sumerge en los paraísos de la infancia y recuerda todo tipo de delicias culinarias. Los lectores escucharemos, junto a la del propio Arthens, las voces de quienes han vivido a su lado: familiares, vecinos, amantes, protegidos… e incluso su gato.

El misterio de la casa Aranda- (Jerónimo Tristante)
En el convulso Madrid de finales del siglo XIX, Víctor Ros, subinspector de policía debe hacer frente a su primer caso. En la Casa Aranda se ha producido una extraña serie de asesinatos. Según parece, la lectura de La Divina Comedia de Dante es la que incita a las esposas que habitan la casa a intentar asesinar a sus respectivos maridos. En paralelo, Víctor Ros investiga por su cuenta la misteriosa trama de varias prostitutas asesinadas en poco tiempo, dos casos, de muy distinta índole pero de similar complejidad que le causarán graves quebraderos de cabeza al subinspector y a su correspondiente Watson en la figura de Alfredo, un policía mayor que le acompaña y admira sin reservas sus métodos deductivos.
Tras unos capítulos que sirven de presentación, llevando al protagonista de su presente policial a su pasado como prometedor ladronzuelo, nos vamos adentrando en una trama que pretende crear intriga pero que resulta previsible hasta para los que no tenemos muchas lecturas de misterio. En demasiadas ocasiones da la impresión de que el autor no confía en su capacidad para hacerse comprender(o tal vez en la de quien lee), insistiendo una y otra vez en explicar cómo son los personajes, sobre todo el protagonista; en hacer un listado casi en cada capítulo de los misterios descubiertos. y de las posibibilidades para resolvelos.por lo que los diálogos pueden resultar un tanto superficiales y repetitivos
Todo esto sumado a una forma de narrar más bien convencional hace de esta una novela entretenida pero fácil de olvidar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada