jueves, 1 de octubre de 2009

EL PARAISO


Para Solita, la hija de unos españoles refugiados en Chile tras la guerra civil, el Paraíso no resulta ser exactamente el fraude inventado por los curas, como afirma su padre, ni tampoco un vergel donde divertirse y hacer amistades interesantes, como dice su madre. El Paraíso donde fueron invitados era El Topacio, la finca de una familia aristocrática local, un lugar aparentemente libre de preocupaciones .Desde la perspectiva de la niña ,única narradora de la novela, los habitantes del Paraíso se definen por sus rarezas o por su maldad, las tres niñas de la casa torturan a Solita haciéndola sentirse excluida de ese mundo supuestamente ideal, pero lleno de secretos y misterios, un peligroso mar de intrigas y envidias apenas disimuladas, por el que Solita debe navegar sin ayuda, aprendiendo a sortear escollos ocultos por el silencio. Para sobrevivir en este Paraíso y conservar la dignidad no basta con ser una niña obediente y animada, en este mundo de ricos hay que recurrir a la intuición, el ingenio e incluso a la osadía.
El Paraíso no se presta a clasificaciones dificilies, simplemente es una novela divertida, sin pretensiones y fácil de leer, que nos permite ver de nuevo el mundo a través de los ojos de una niña.Por eso despues de varios años la he vuelto a releer
con las ganas del reencuentro con un buen libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada