sábado, 13 de febrero de 2010

ENMASCARADOS


Peine pelucas, desenrede gomas de caretas, rebusque las telas de colores, use la imaginación y reserve aire en los pulmones para cantar y soplar silbatos. Pintase la cara, pongase el disfraz con el que siempre soñó o por lo menos quítese el que lleva durante todo el año.Escondasé detrás de un antifaz y quítese las penas. ¡Llega el Carnaval! Días de jolgorio en la calle, de no dejar títere con cabeza, de carrozas y comparsas, pero sobre todo de los cambios de personalidad; los rateros serán ricos señores, los jueces serán presos; los niños, animales y princesas; los ancianos, jóvenes, o el rudo hombretón delicada doncella...¿?
Días en los que Don Carnal viaja por todo el mundo para relajar costumbres e intentar que la gente olvide los rigores de la crisis y los problemas, unos días que acabaran y la rígida Doña Cuaresma regresará para devolver el orden de lo establecido, cada mochuelo a su olivo, derrumbado alegres mascaras para volver a la gris realidad.
“Está bien enloquecerse una vez al año” Esta sería la frase que resume la esencia del carnaval.

1 comentario:

  1. Sí, aunque unos enloquecen más que otros juas,juas,juas
    Besos

    ResponderEliminar