domingo, 21 de marzo de 2010

SONRIE,NUNCA SE SABE...

Pangloss decía algunas veces a Cándido:
-Todos los sucesos están encadenados en el mejor de los mundos posibles; porque si no te hubieran echado a patadas en el trasero de un magnífico castillo por el amor de Cunegunda, si no te hubieran metido en la Inquisición, si no hubieras andado a pie por las soledades de la América, si no hubieras pegado una buena estocada al barón y si no hubieras perdido todos tus carneros del buen país de El Dorado, no estarías aquí ahora comiendo confite de cidra y pistachos.
Cándido (Voltaire))
El pensamiento positivo es guay, es fácil de vender, no porque funcione, si no porque nos trae la idea de que nuestra vida puede mejorar, solo hay que proponérselo mucho y pensar con fuerza que se va a lograr. Si su jefe le putea,piense usted que hay trabajos peores y sonría,si no llega a fin de mes confíe en que algún día ganara lo suficiente, si hace tiempo que busca pareja no desespere y levántese cada mañana pensando que hoy la encontrará. Por todos lados nos topamos con frases de famosos y famosillos que nos recomiendan tener una actitud positiva, “si ellos lo han conseguido porque creyeron en sí mismos, todos podemos”. Mi madre siempre dice que “dinero llama a dinero" por lo tanto bien podría ser que ocurra a la inversa que cuanto mejor nos va más seguros y optimistas nos sentimos.
Por eso los libros de autoayuda crecen como las setas después de la lluvia;”Piense y hágase rico”, “Su poder no tiene limites”etc.Si, el pensamiento positivo vende libros, consagra gurús y llena nuestros e-mail de frases hechas tan bienintencionadas como empalagosas,pero que no tienen ningún efecto sobre nuestro deseado cambio vital. Pero ,¿Quién puede resistirse a este bálsamo de Fierabrás? ¿Esta receta infalible que reza que la píldora de la felicidad solo es cuestión de actitud?¿ Un optimista es un imbécil simpático y un pesimista, un imbécil antipático?
Y que conste que a mí los materiales de autoayuda no me parecen malos en si mismos, muy al contrario, algunos recomiendan actividades sencillas para organizarse mejor y aportan ideas y consejos para encontrar alternativas a situaciones que nos bloquean.
El problema es que aplicar estas recomendaciones es un trabajo que exige esfuerzo y tiempo, y saber aceptar que los resultados no son inmediatos, ni siquiera seguros, que habrá recaídas y malos momentos (Aunque para eso siempre podremos leer “Como superar la frustracion”por ejemplo)
El lado más negativo de pensar en positivo sin duda es la conclusión final a la que llegan muchos de estos libros ,y es que ,si su vida va mal no es porque no le hayan dado la fórmula perfecta para que vaya como la seda, sino que todo es por su culpa, porque no muestra una actitud suficientemente optimista, no tiene la autoestima alta y no confía en si mismo .No es coña ,que hay un libro que hasta tiene una clausula de exención de responsabilidad” El lector obedece a las recomendaciones de este libro bajo su propio riesgo. El autor y el editor no establecen garantía de ningún tipo acerca de la utilidad de estas recomendaciones.”Al menos avisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada